6.10.10

El cuaderno de campo

Así se titula el artículo que hoy firmo en La Voz de la Escuela. ¡Espero que os sea de provecho a los profes que leéis este blog!

4 comentarios:

Antonio Gutierrez Pita dijo...

A mi me ha encantado.... me dan ganas de retomar los lápices....
Graciñas y enhorabuena.

Xabi Varela dijo...

Como siempre, precioso artículo.
Un abrazo!

Diana dijo...

Si eres naturalista submarino, es prácticamente lo mismo, salvo que tienes que olvidarte de las acuarelas por motivos prácticos. El paisaje y los animales submarinos no tienen nada que envidiarle a los terrestres. Eso si, el mundo por debajo de la superficie del agua va perdiendo sus colores a medida que ganas profundidad. Bajo la luz de una linterna todo recupera su color natural.
Puedes usar una libreta (de material resistente al agua) o una pizarra rígida (en esta cabe menos información). Necesitas un lápiz duro o un carboncillo para escribir o dibujar con toda la precisión que te permita la rigidez de tus guantes. Lo más importante es llevarlo todo siempre atado. No veas lo que supone perder la libreta después de horas de observación e hipotermia, o llegar al fondo, tras largos minutos de preparación en superficie y soportando toda la fuerza de la gravedad sobre tu cuerpo, con libreta pero sin lápiz.

Me ha inspirado tu bonito artículo.
Diana ;-)

Antonio Sandoval dijo...

Muchas gracias!

Diana: estupenda aportación. El mar... Precisamente ayer acabé de leer un libro que os recomiendo a todos:

Leviatan o la ballena, de Phillip Hoare. Editado por Ático. Buscadlo en Google y comprobad las buenas críticas que está mereciendo. No os lo perdáis.